martes, 14 de abril de 2009

Peña gano el 3er partido











Peñarol de Mar del Plata obtuvo una importante victoria como visitante ante Boca Juniors por 86-82 y se puso 2-1 arriba en la serie de los playoffs, al mejor de cinco, de los cuartos de final de la Liga Nacional. Peñarol, que ganaba fácilmente al final del tercer cuarto por 13 puntos, finalmente se quedó con una sufrida victoria, en un partido que le permitió recuperar la ventaja en la serie, ya que podrá definir la eliminatoria en "La Bombonerita" en el cuarto enfrentamiento a jugarse este miércoles, o, en caso de ganar Boca, habrá un quinto y definitorio partido el próximo domingo en el Polideportivo "Islas Malvinas" de Mar del Plata. El final fue electrizante, ya que faltando 22 segundos, Vega y Diez pusieron a Peñarol arriba 82-77, pero Boca sacó desde la punta, Edwards convirtió un triple con una falta personal y convirtió también el lanzamiento y se puso 82-81. Faltando 10 segundos y 2 décimas, Diez aumentó a 84, pero luego Espil tiró mal parado y erró el lanzamiento, aunque Diez, con dos libres, selló el resultado. El partido comenzó impreciso. En los primeros cinco minutos ambos equipos perdieron muchas pelotas. Boca no podía llegar al gol porque Espil era bien marcado por Jackson, pero igual el local sacó una diferencia de cuatro puntos 18-12. Con triple de Vega y otro de Diez, la visita logró quedarse con este parcial 18-19. En el segundo tramo fue mejor el conjunto visitante, lo que le permitió sacar una diferencia de 36-29, pero Boca con el aporte del interminable Espil, que en el primer parcial no había marcado logró ponerse a un doble, que no pudo mantener. En el tercer segmento, todo fue para el equipo "miilrayita", que con un trabajo muy sólido en equipo dominó al xeneize, que tuvo los arrestos individuales de Espil, quien recién apareció en el último cuarto logrando que el local achicara diferencia y se pusiera 3 puntos pero luego vinieron los lanzamientos de Vega para el agónico triunfo de Peñarol.(TELAM). Regatas Corrientes, en un partido dramático, venció a Atenas de Córdoba por 80-79 e igualó la serie de los cuartos de final de la Liga Nacional. Esta historia se definirá en Córdoba, ya que la ventaja para un decisivo quinto partido le correspondía a Atenas por haber ganado la fase regular. Los olímpicos Alejandro Montecchia y Federico Kammerichs fueron determinante para el triunfo agónico del “Fantasma”, que está más vivo que nunca, tras levantar como lcoal el 0-2 en la serie.Un gran inicio tuvo Regatas lastimando con los internos Federico Kammerichs y Roberto López (12 puntos en el cuarto), pero no solamente en la pintura, sino también corriendo, gracias a varios recuperos. Sin embargo, Atenas se levantó con los aportes del perímetro de Bruno Lábaque y Andre Laws, pero no le alcanzó, ya que el local ganó el primer cuarto por 24 a 19. En el segundo cuarto, con los técnicos moviendo las bancas, Regatas acentuó su dominó gracias a una gran defensa, mucha movilidad en ataque y las apariciones de Emilio Taboada, con 9 puntos, y Luis Cequeira en la conducción. Con estos argumentos logró una diferencia de 12 puntos (35-23) a los 6 minutos del cuarto. Sin embargo Cristian Romero, con cinco puntos seguidos, y el goleo de Laws (14 puntos hasta aquí) acortó las diferencias al final y así quedó a sólo siete puntos (44 a 37) al cierre del segundo parcial.En la reanudación del juego, Atenas hizo un parcial de 8 a 0 para comenzar a comandar las acciones y el marcador (44-45 a los 2m). A partir de allí se jugo al ritmo de la visita, ya que controló el juego rápido del local, y con las apariciones siempre profundas de Laws, bien complementado por Federico Ferrini, lograron ponerse al frente 49 a 52, a los 6 minutos. Pero el reingreso de Alejandro Montecchia clavando un triple determinante, y luego otro de Kammerichs, despertaron al “Fantasma” para volver a confiar en sus fuerza y cerrar el parcial 62 a 60.En el inicio del último cuarto, Atenas siguió controlando el juego con mucha defensa y las apariciones de Romero que le dieron muy buenos resultados a Rubén Magnano en uno y otro cristal. Así la visita se puso 64 a 67 a los 4 minutos del parcial. Pero Kammerichs y Montecchia, nuevamente con sendos triples, no querían que esta historia finalizará y le dieron vida a Regatas que a los 8 minutos paso a ganar 74 a 69. A partir de allí Lábaque intentó dar vuelta la historia pero la jerarquía de Montecchia y Kammerichs se lo impidieron y está historia tendrá su final en Córdoba.

1 comentario:

skbio_automotores dijo...

ajaj son todos re gatos estos pinguinoss zapee aguante qilmes jaj